Marketing ético: El poder de la responsabilidad empresarial

Oct 2, 2023 | Noticias, Estrategia digital, Marketing, Servicios

En la actualidad, el ámbito de la ética en los negocios se ha convertido en una preocupación primordial para las empresas. Esto se debe a que tanto los empleados como los clientes desean establecer relaciones con compañías que sean socialmente responsables y estén comprometidas con valores y principios que respeten.

En el contexto del marketing, el 76 % de las empresas reconocen que la ética desempeña un papel fundamental en su funcionamiento. Además, un 67 % considera que las buenas prácticas en el ámbito del marketing son esenciales para brindar experiencias de alta calidad a los consumidores.

Ahora bien, ¿Qué significa realmente el marketing ético? En esta ocasión, exploraremos las características de estas prácticas, su relevancia y cómo tu empresa puede adoptar un enfoque ético en su estrategia.

 

¿Qué es la ética en el marketing?

 

La ética en el ámbito del marketing se refiere a la integración de los valores y principios morales de una empresa en sus procesos de promoción, comunicación y sensibilización en relación con sus productos o servicios. Estas prácticas buscan establecer relaciones genuinas, confiables y responsables con los consumidores.

El marketing ético, también conocido como marketing responsable, se basa en un compromiso hacia objetivos de responsabilidad que pueden abordar cuestiones ambientales, sociales o educativas, entre otras. En última instancia, el objetivo no es solo que las empresas definan sus creencias y valores, sino que los pongan en práctica de manera humanamente responsable hacia los consumidores.

 

Marketing ético: El poder de la responsabilidad empresarial. Imagen que describe a un equipo de trabajo unido y comprometido.

 

 

La importancia de la ética en el marketing

 

La importancia del marketing ético radica en su capacidad para cultivar relaciones más significativas con los clientes. Esto, a su vez, conduce a un aumento en la lealtad de los clientes, promueve la satisfacción del consumidor y contribuye a la construcción de una imagen de marca positiva. Además, el marketing ético ayuda a alinear los objetivos de una empresa con sus actividades comerciales y de mercado.

Este alineamiento efectivo conduce a un mejor cumplimiento de los objetivos empresariales y garantiza una coherencia entre la visión de la empresa y su actuación en el mundo empresarial.

Por otro lado, es importante destacar que cada vez más personas desean interactuar con empresas que operan de acuerdo con principios éticos sólidos. Esto se relaciona con una perspectiva más humanizada de los negocios. Al promover la ética en el marketing, las empresas contribuyen a la creación de mercados más comprometidos con el entorno social en el que operan, lo que a su vez reinventa la forma en que se comercializan y consumen productos.

 

Marketing ético: El poder de la responsabilidad empresarial. Imagen que describe a compañeros de trabajo estrechándose la mano.

 

5 beneficios de la ética en marketing

 

A pesar de los beneficios evidentes que la ética en el marketing aporta al mercado y a los clientes, también es importante destacar los beneficios empresariales que pueden motivar a la aplicación de códigos éticos en las estrategias de marketing:

  1. Fomento de expectativas positivas: Cuando tus clientes tienen la certeza de que tus estrategias de marketing son transparentes y honestas respecto a los productos o servicios que ofreces, estarán más inclinados a adquirir tus soluciones. Esto se debe a que habrás generado expectativas positivas y realistas, evitando así la decepción cuando efectivamente realicen la compra.
  2. Aumento de la satisfacción del cliente: La ética en el marketing se compromete a ser responsable en la comunicación de tus productos, lo que significa que los clientes conocerán exactamente lo que están comprando. Esto garantiza que tus ventas se concreten solo con consumidores que buscan específicamente lo que ofreces, lo que a su vez se traduce en una mayor satisfacción con sus compras.
  3. Generación de lealtad: Cuando una empresa abraza un compromiso ético y establece una relación sincera con sus clientes, se facilita considerablemente la conexión con ellos. Es relevante recordar que el 81% de los clientes considera importante los valores que respaldan a una empresa, y el 75 % solo optaría por productos de empresas que comparten sus creencias, valores o cultura empresarial.
  4. Mejora de la imagen de marca: Otra consideración importante es que al aumentar la satisfacción y fomentar la lealtad, puedes también mejorar la percepción general de tu marca. Las empresas comprometidas con temas ambientales o sociales pueden incluso recibir reconocimientos o premios por su labor, lo que puede ser utilizado de manera efectiva en tus estrategias de marketing.
  5. Aumento de la competitividad: Al convertirte en un referente en la gestión ética de negocios, proporcionar información veraz sobre tus ofertas y cumplir con compromisos, es más fácil construir una sólida reputación en el mercado. Esto a su vez te permite elevar tu competitividad y hacer que tus propuestas sean más rentables. Este valor adicional no solo motiva la compra, sino que también fortalece tus relaciones con los consumidores.

 

Marketing ético: El poder de la responsabilidad empresarial. Imagen que describe a un equipo de trabajo tomando decisiones.

 

Cómo incluir un marketing ético en tu estrategia

 

Incorporar una perspectiva ética en tus estrategias de marketing implica seguir una serie de procesos de manera responsable, transparente y segura. Estos procesos aseguran que tu empresa demuestre un compromiso genuino por hacer las cosas correctamente y proteger a los consumidores. Aquí te mostramos cómo puedes integrar el marketing ético en tus estrategias y algunas formas de hacerlo realidad:

  1. Comprende a tu audiencia: El primer paso para adoptar el marketing ético en tu empresa es comprender las necesidades de tus clientes. Al fin y al cabo, son ellos quienes determinan lo que el mercado considera como correcto o incorrecto. Los consumidores esperan que tus mensajes sean relevantes, que utilices imágenes respetuosas con las comunidades y que seas transparente en tus comunicaciones. Sin embargo, es posible que no estén tan interesados en otros aspectos de tu actividad empresarial.
  2. Define tus compromisos: Además de conocer a tu audiencia, es esencial que definas tus propios compromisos. Simplemente seguir las expectativas de los consumidores puede hacer que tus esfuerzos parezcan falsos. Lo mejor es encontrar puntos de convergencia entre lo que tus clientes desean y lo que tu empresa realmente cree. Para hacerlo, debes conocer en profundidad la cultura organizacional, los valores, la visión y la misión de tu empresa.
  3. Practica la transparencia: La honestidad es un pilar fundamental del marketing ético. Durante mucho tiempo, la publicidad ha tendido a exagerar las características de los productos o a ocultar información en anuncios y sitios web. En respuesta a esto, muchas empresas han destacado la importancia de ser honestas, realistas y objetivas en la comunicación de sus ofertas. Esta honestidad crea expectativas realistas en los clientes, que se verán satisfechas.
  4. Conoce las leyes aplicables: Comprender las regulaciones que se aplican a tu negocio es fundamental para impulsar la ética en tus estrategias de marketing. Esto te evitará cometer actos que violen las leyes o contravengan las regulaciones legales. Esto incluye la ocultación de información, la publicidad de productos ilegales, la fijación de precios predatorios y el uso de estereotipos que vulneren la dignidad y los derechos humanos.
  5. Elige canales coherentes con tu misión: Las empresas que se adhieren a principios éticos deben evaluar cuidadosamente las redes comerciales y profesionales con las que se asocian. Esto se debe a que las compañías deben formar parte de redes de trabajo éticas en su conjunto. Por ejemplo, si contratas una empresa para gestionar tus redes sociales que tiene un historial de violencia laboral, esto podría indicar que no tienes un compromiso genuino con los trabajadores. Es importante que tu mensaje sea coherente con tus acciones.
  6. Fomenta la confianza: La transparencia con los clientes genera confianza. Para llegar a este punto, debes basarte en la honestidad y el respeto. Al comunicarte a través de medios como el correo electrónico corporativo, muestras profesionalismo y te presentas como un representante de confianza para tus clientes. Después, tu tarea consistirá en proporcionar un servicio ético, respondiendo a sus preguntas con sinceridad y gestionando de manera responsable su información.
  7. Gestiona los datos de manera adecuada: El uso responsable de los datos es esencial para conectarte con los clientes. Al realizar llamadas telefónicas o crear campañas de email marketing, debes considerar el perfil del cliente y utilizar su información de manera responsable. Hoy en día, el 74 % de las personas considera que la privacidad de los datos debe ser una prioridad para las empresas. Por lo tanto, nunca debes utilizar los datos de los clientes para acosarlos telefónicamente, forzar ventas o inundarlos con publicidad no deseada. Además, asegúrate de incluir un campo de consentimiento en tus formularios en línea para que los clientes puedan elegir el nivel de interacción que desean con tu empresa.
  8. Crea manuales de ética: Una recomendación importante para integrar un enfoque ético en tus estrategias de negocio es la creación de manuales de ética. Estos manuales te ayudarán a definir las pautas de buenas prácticas dentro de tu empresa y a evitar problemas en tus planes de marketing. Deben reflejar los valores de tu marca, la identidad de tu empresa, los objetivos que persigues y los códigos que deben seguirse. Por ejemplo, si deseas que tus imágenes publicitarias sean inclusivas, el manual puede indicar que no debe haber sesgos raciales o demográficos en la elección de modelos y que debes incluir a personas con diversos tipos de cuerpo.
  9. Comunica tus logros: Finalmente, ten en cuenta que aplicar principios éticos en tus estrategias de negocios no debe mantenerse en secreto. De hecho, es algo que puedes comunicar a tus clientes a través de tu plan de marketing. Si tu empresa ha sido certificada por sus buenas prácticas, si cuenta con la calificación de empresa socialmente responsable o si ha recibido reconocimientos ambientales, puedes utilizar estos distintivos en tu publicidad para agregar valor a tus ofertas. Esto atraerá la atención de los clientes y aumentará su interés en tus productos.

 

 

Si aún no conoces los servicios de Marketing digital que ofrece Beateam, visita nuestra web. ¡Nuestros equipo de expertos te ayudará en lo que necesites!

 

 

Tal vez te interese

Estrategias de SEO local para tu negocio

Estrategias de SEO local para tu negocio

En la actualidad, la mayoría de personas recurren a Internet y Google Maps para encontrar productos y servicios, sobre todo si están cerca de algún lugar. Contar con una presencia online sólida, es crucial para cualquier negocio. El SEO local se convierte en una de...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *